Retrato

Retrato
Clickear la imagen para ver mas.

Quebracho

Quebracho
Quebracho

Los Dedos

Los Dedos
Los Dedos

El Descanso

El Descanso
El Descanso

Celeste y Blanca

Celeste y Blanca
Clickear la imagen para ver mas.

Plaza Congreso

Plaza Congreso
Clickear la imagen para ver mas.

Retrato

Retrato
Clickear la imagen para ver mas.

Via costero

Via costero
Clickear la foto para ver mas.

El paso

El paso
Clickear la imagen para ver mas.

Trompeta

Trompeta
Clickear la imagen para ver mas.

La Lija

Niña

Niña
Clickera la imagen para ver mas.

Cafe Serrano

Lavalle

La balsa

Linda

Linda
Linda

Por dentro

Por dentro
Barrera

Golpe

Federico Lacroze

Federico Lacroze
Federico Lacroze

Retrato

Retrato
Retrato

Plaza Congreso

Plaza Congreso
Plaza Congreso

Teatro Crevantes

Teatro Crevantes
Teatro Cervantes

Palomero

Plaza San Martín

Plaza San Martín
Plaza San Martín

Bicentenario

Bicentenario
Bicentenario

Sra

Retrato

Retrato
Retrato

Paisaje

Paisaje
Paisaje

Paisaje

Paisaje
Paisaje

Paisaje

Paisaje
Paisaje

Patria

Patria
Patria

Flor

Flor
Flor

Flor

Flor
Flor

Flor

Flor
Flor

Belgrano Norte

Belgrano Norte
Belgrano Norte

La Renga

Tete

Arbolito

Paisaje

Se ha producido un error en este gadget.

26 octubre 2010

Mundo del revés

Pasaron cinco días de los incidentes en el Ferrocarril Roca. Muchas cosas se dijeron y se siguen diciendo. Reproduzco unas lineas que me llegaron y que me parecieron plantean el panorama con claridad. Lo primero es encontrar los responsables materiales; segundo los responsables intelectuales, y tercero hacer lo que haya que hacer para que esta situación no se repita NUNCA MAS.

ACLARACIONES AL OTRO DÍA DE LA MUERTE


Dice Eduardo Galeano que el mundo está patas arriba, algo así como al revés de lo que debería ser.

Y así parece.

Los trabajadores tercerizados quieren hacer una protesta contra la empresa de ferrocarriles, reclaman tener el mismo status que los demás trabajadores. Ser de planta permanente, tener igual salario, etc. El sindicato “unión ferroviaria”, quien debería representar y defender los intereses de los trabajadores, no solo no toma el reclamo como legítimo (es decir se desentiende de la representación de esos trabajadores) sino que se organiza para impedir que ese reclamo se lleve a cabo. O sea, el sindicato Unión Ferroviaria se mueve para que los tercerizados sigan siendo tercerizados, trabajadores de segunda con salarios bajos y sin estabilidad. Unión Ferroviaria no sólo le da la espalda a una parte de los ferroviarios, sino que les impide que reclamen derechos. La policía del estado, que ya había reprimido la protesta, de pronto se va de la escena como si el guión de la obra de teatro así lo marcara. Se van atrás del telón. Siguiente escena: la Unión Ferroviaria avanza contra los tercerizados. Lo hace a balazos. Y mata. Y mata. Y mata. Y muere un pibe que apoyaba la protesta desde su militancia. Y les dan un tiro en la cabeza a una señora como de 60 años que podría ser la madre o la tía de cualquiera de los que dispara.

Hasta acá todo parece estar “patas arriba”, como el libro de Galeano. (…)

Pero me temo que este mundo al revés es un mundo al derecho.

Desde el genocidio de los 70, que se llevó la vida de miles de trabajadores y militantes sindicales identificados con las necesidades materiales y políticas de su clase social, muchos sindicatos de los “grandes” se han convertido en inmensas empresas asociadas con las patronales. Son sindicatos empresarios que defienden sus intereses (que van de la mano de los intereses de los patrones) con patotas muy parecidas a los grupos de tarea de la triple A. Actúan con la impunidad que les brinda la empresa y el Estado. Por eso la policía se va de la escena. Por eso los empresarios les dejan libre circulación por los espacios de trabajo. (…)

Cuando el trabajador/a (…) se hace la simple pregunta de por qué tiene que ser así y no del modo que (sarcásticamente) lo dicen las leyes de trabajo y la Constitución Nacional (!), entonces ahí emerge el pacto y se abalanzan sobre él. En el peor de los casos, como el otro día, vienen con balas.

El Estado bien, gracias. Actúa (si lo hace) a posteriori y mostrando “indignación” y “repudio” como si las cosas hubieran pasado en otro país. Habla de conspiraciones y de operaciones. Como con Julio López. Hay células dormidas de la dictadura. Punto. (…)

Este mundo social que viene triunfando está al derecho para esos sindicalistas mafiosos, para los empresarios, para muchos en el poder político. En lo que hace a lo sindical, no veo ninguna señal de ponerlo al revés por parte del gobierno. Veo un acto en River que dice “hay de esto para rato”. Inmediatamente después veo al pibe Mariano morirse como se murió Darío Santillán. Igualito. Calcado. Boqueando como un pez que lo sacaron del agua, tratando de quedarse con nosotros pero no pudiendo. ¿Hace la diferencia si las balas vienen de las fuerzas represivas del Estado o de los grupos de tareas para estatales—empresariales?



Maro Skliar, Técnico Nacional en Recreación y Tiempo Libre
Miembro del Grupo Docente Eco's (recreación ambiental)
de la Universidad Nacional de Quilmes.

No hay comentarios: